Francisco Piria (el fundador de una ciudad autónoma).

PiriaPiria

 

“Yo no pertenezco a la raza de los que aflojan,ni siquiera de los que se detienen,porque detenerse en el curso de una obra es quedarse atrás”

Piria, era un emprendedor colosal que se propuso una ciudad auto-suficiente y la llevo adelante en todas sus dimensiones.

Fernando Juan Santiago Francisco María Piria de Grossi nació en Montevideo, el 21 de agosto de 1847.  Sus padres, Lorenzo Piria y  Serafina de Grosi eran de nacionalidad italiana precisamente, genoveses.

Su padre era piloto mayor de la flota francesa en el Rio de la Plata.

Según Piria: “En ese momento mi familia estaba en un estado de bienestar y holgura”

Entonces a los 6 años de edad, sus padres  decidieron enviarlo a estudiar a Diano Marina próximo a Génova, Italia. Apenas llegaba a Italia cuando falleció su padre  y posteriormente su madre, en 1857, durante la epidemia de la fiebre amarilla.

Es así, que a los casi 13 años termina sus estudios y  decide volver a Uruguay.Era agosto de 1860 cuando se embarcó hacia Montevideo en el velero Roca, llegando en octubre del mismo año.

Al volver a Uruguay , se encontró con un panorama distinto del que se había ido. Dicho por sus palabras: “solo quedaba en pie la casa paterna, y los menores, yo y mi hermano, fuimos vilmente saqueados”.  Fue así, que tuvo que salir a trabajar enseguida.

Se lo vió brindando servicios, a personas que llegaban a la ciudad, trasladando su equipaje, ayudando en diligencias y lo que surgiera.

En él estaba ese espíritu emprendedor que posteriormente desarrollaría al máximo en su potencial

El primer registro formal laborar de Piria fue en 1862 como peón rural en el Valle Fuentes. A sus 16 años Francisco Piria se enlistó en el batallón tercero de guardias nacionales.

A sus 19 años ya culminando sus tareas en el ejército se casó con Magdalena Rodino, su primera esposa. De ese casamiento nacieron sus hijos; Francisco José, Lorenzo y Arturo Piria.

Francisco Piria comenzó a ser empresario independiente en los siguientes años. En 1867, abrió una tienda de remate de objetos varios nuevos. Estaba ubicado en  el mercado viejo, pegado a la puerta de la ciudadela, donde ahora se encuentra la plaza Independencia.

Piria siempre fue un vendedor exitoso, lo destacaba su creatividad para la propaganda, publicidad y  marketing.

Si aparecía un criollo adinerado, Piria sacaba a la venta bombachas o botas y así con cada persona. Generaba promociones llamativas como: Los relojes son garantidos “hasta que se rompan” “acá no se engaña a nadie” . O promocionaba una yerba que no contenía “precipitatum rojum arenisca” algo inventado por el para marcar diferencia entre las demás tiendas, que su yerba si lo tenía, entonces eran malas

En febrero de 1870, se produjo un incendio el cual ardió gran parte del mercado, incluido el negocio de Piria. Fue ahí que abrió un local en la calle, 18 de julio y continuó hasta 1877 .

En 1875, en la batalla de San Severino apareció por primera vez el fusil de repetición Remington. Piria en año 1877, tomando como referencia eso, lanzó un aviso que decía: “Que cada oriental venga a buscar su Remington” Él había diseñado una especie de capotón, un levitón, como se le llamaba en la época. La gente acudía a la tienda por fusiles Remington terminaban comprando una Levintong. Con ese juego de palabras de marca,  llegó a vender 5000 camperas.

En 1873, fundo La Industrial y efectuó la compra de terrenos para realizar un fraccionamiento que se denominó el Eliseo Argentino

El primero de marzo de 1874, tuvo su primer remate en la actual ciudad de Las Piedras, departamento de Canelones. Quiso probar como funcionaria el negocio, proporcionándole su mayor fortuna.

1878, Piria habló de “inflazón”: él consideraba que los precios de todas las tierras estaban sobre-valuados y decidió vender todo lo que tenía a Reus: un banco de la época. Siguió fundando alrededor de 70 barrios en Montevideo, entre ellos Malvin.

En contraste, Francisco Piria, Triplicó su fortuna y llego a ser toda una revolución para la época.

Además era muy innovador en el sistema de ventas.

Contrataba el ferrocarril, la banda de música de él, hacía comilonas, e incluso llegó a fabricar cigarros. Sugería que los hombres fueran acompañado de sus esposas porque eran mucho más criteriosas que ellos y veían mucho más a futuro. Todo para estimular los remates.

En 1890, luego de la quiebra del banco de Reus, Piria volvió a comprar tierras de Las Piedras, prácticamente a la tercera parte de lo que las había vendido.

Es en el mismo año donde Piria en épocas de carnaval emprendió un viaje al este

El último destino del ferrocarril era la estación Montes, y desde ahí tomaron una diligencia y fueron a San Carlos. Piria cuenta cómo se alojaron en San Carlos ,en el Hotel del Gato, donde una lata de queroseno servía como mesa de luz.  Él ya había hecho varios viajes por Europa. De San Carlos bajaron a Maldonado y luego vinieron recorriendo la costa. Piria criticó Punta del Este, Punta Ballena, Las Delicias y se quedó con este lugar.

Piria vió en las canteras del cerro Pan de Azúcar la materia prima y en el puerto la salida, y lo primero que hizo cuando se estableció aquí fue empezar con esa actividad agronómica.

“A qué negarme, me enamoré de este pedazo de tierra rodeado de montañas”.

 

Cuando el vino las tierras eran vírgenes, y decidió comprar 2.700 hectáreas. Éstas  abarcaban  desde el cerro Pan de Azúcar hasta la costa. La extracción de granito desde el cerro Pan de Azúcar eran comercializados en Montevideo y Buenos Aires. Con la necesidad de tener mano de obra en la zona Piria creó, el Pueblo Obrero, para que campesinos vinieran a trabajar y vivir a la zona.

Creó su castillo en 1897, el mismo que ahora funciona como un museo.

En 1899 Piria tenía La bodega, en las quebradas del castillo, donde alojaba allí 360.000 litros de vino y tenia 200 hectáreas de viña plantada.

 

La primera ciudad balnearia de Uruguay situada en la costa de Maldonado a escasos kilómetros de Punta del Este, fue creada por Francisco Piria.

“Yo sentí todo el calor ardiente de una pasión de enamorado y desde ese momento surgió en mi imaginación la ciudad balnearia”.

Es así, que los comienzos del Piriápolis turístico surgieron en 1902, con la inauguración del Hotel de Morondanga llamado así, por el mismo. Este hotel era una construcción de madera, y se situaba en los jardines del ahora Hotel Argentino.

En 1911 construyó la primera escuela de la zona, en Pueblo Obrero: la Escuela Rural  n° 37, ahora llamada                  Escuela n° 37 Francisco Piria. Para ese entonces, ya había inaugurado la Virgen de los Pescadores y La Cascada.

En 1912, comenzó a funcionar el Hipódromo y  emprendió la venta de lotes de la ciudad. También  inauguró la fuente del Toro y  Fuente de Venus. En 1913 realizo el templete de San Antonio y en 1916 el puerto y la rambla.

Era el año 1917 cuando Piria decidió comenzar la obra de La Iglesia, obra inconclusa por no ser aceptada. Aun se la puede ver en pie, en lo alto de Pueblo Obrero.

A sus 73 años, se inició la construcción del Argentino Hotel su última obra de arte. Se inauguró en 1930. Piria pudo ver 3 años del funcionamiento del H.Argentino. Falleció de un coma diabético, el 11 de diciembre de 1933. En el palacio que se había mandado construir en Montevideo , hoy sede de la Suprema Corte de Justicia.

En uno de sus últimos folletos, Piria escribió algo que suena como toda una definición:

“No se lucha toda la vida por dinero. El dinero es necesario como medio. Obtenido, hay que ennoblecer las aspiraciones haciendo obras de gran aliento”

 

Seguiremos escribiendo de Piriápolis.

Que te ha parecido este post? Espero tu respuesta!

 

Entra en https://sobreruedaspiriapolis.com y conoce mas , Sobre Ruedas .

o seguinos en facebook: http://www.facebook.com/sobreruedaspiriapolis/ 

Conocé más de Piriápolis , suscribite a nuestro Blog.

 

http://www.autoresdeluruguay.uy/biblioteca/Francisco_Piria/doku.php?id=presentacion

https://www.facebook.com/permalink.php?id=142815242457020&story_fbid=411077038964171